Las molduras exteriores de estuco

Las molduras de estuco (a veces llamadas molduras de arquitectura) son un excelente ejemplo de cómo las tecnologías de nueva construcción como EIFS (Aislamiento Exterior Finish System) están reemplazando a los productos convencionales. Hablaremos concretamente del "estuco sintético", también conocido como EIFS. La aparición y desarrollo de esta moldura ha demostrado con el tiempo, la superioridad sobre los productos tradicionales de construcción en términos de impermeabilidad, aislamiento y valor estético. Entre las principales razones para su uso está el atractivo estético, son molduras decorativas hechas a base de espuma de poliestireno, malla de fibra de vidrio y una capa de EIFS. Estos productos no se deforman, no se doblan, ni se agrietan; son resistentes a factores atmosféricos adversos como heladas, lluvia, altas temperaturas, proporcionan la durabilidad requerida para productos de construcción exterior. Pero, ¿por qué exactamente estos productos resultan ser superiores a los ya existentes? Estas molduras al estar hechas con un núcleo de espuma de poliestireno son mucho más ligeras que unas cornisas de hormigón. Esto da como resultado menor peso en la estructura y en el revestimiento de la pared, lo que permite colocar la solera de hormigón en más lugares sin tener que preocuparse acerca de la estructura de soporte subyacente. Tenemos que tener en cuenta que el peso de una moldura de estuco es 10 veces más ligero que la del mismo tamaño en hormigón, lo que significa que el montaje es más fácil y por lo tanto, más barato. Además, las molduras de estuco se fabrican en piezas más largas que las de hormigón y esto supone un ahorro en el transporte. El proceso de su fabricación permite en el mismo tiempo, mayor producción de piezas de molduras de estuco y mayor flexibilidad en la imitación de molduras de hormigón en los perfiles personalizados. Sin embargo, las molduras de hormigón requieren para su transporte de grandes camiones con equipos de descarga especializada, mientras que las molduras de estuco se pueden transportar en cualquier furgón, y su peso no debe ser ningún obstáculo. A la hora de la descarga las molduras de estuco no precisan del uso de una grúa, lo que supone ahorro mano de obra. Lo mismo ocurre en el proceso de instalación. Estas nuevas tecnologías de construcción, ahorran no sólo tiempo y dinero, sino que también ofrecen opciones adicionales de diseño que no se disponían anteriormente. Los arquitectos y decoradores que buscan diseños modernos en sus proyectos tienen en cuenta estas variables estéticas a la hora de elegir sus molduras decorativas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada